La chica danesa

maxresdefault1
Fotografía obtenida de: Youtube

Llevo varios días queriendo escribir sobre esta película y poco a poco lo he ido dejando de lado debido a una sensación extraña. Mi duda aparece cuando no sé si debo realizar una segunda revisión del film o en cambio quedarme con la primera impresión que se generó en mi cabeza una vez terminé de verla. La película de la que hablo es La chica danesa (Tom Hooper, 2015). Creo que seré valiente y finalmente me decantaré por la segunda opción.

En primer lugar se debe resaltar la perfección en la ejecución. El cuidado en los pequeños detalles, la armonía en los planos, el color, la música y la ambientación de unos complejos años 20, son excepcionales. La fotografía de la obra es verdaderamente elogiable y característica. Sus tonos marrones, ocres, amarillos y anaranjados ayudan a trasladar al espectador a un otoño constante. A una estación de transición. De cambios. De paso. Encontrarte entre el cálido verano y saber que llegarás al oscuro y frío invierno. Nos encontramos entre dos aguas, en la duda de hacia dónde caminar…. Técnica y artísticamente, la película de Hooper es admirable.

foto-eddie-redmayne-y-alicia-vikander-en-la-chica-danesa-367
Foto obtenida de: Cinedor

En lo que respecta a la interpretación por parte de los actores, mis gustos cambian. Eddie Redmayne, el hombre de moda, comienza interpretando a un joven y exitoso pintor danés llamado Einar Wegener. A medida que la obra transcurre, Einar tomará una complicada, y a su vez, valiente decisión. Einar dejará de ser una mujer encerrada en el cuerpo de un hombre para finalmente ser una mujer libre. Einar dejará de existir y llegará Lili, Lili Elbe, una tímida y delicada joven con ganas de vivir todo lo que hasta el momento no ha podido. Los rasgos físicos del actor ayudan a esta caracterización tan compleja. Es su gran hándicap. Se logra naturalidad de algo que podía haber quedado grotesco o caricaturizado. El problema surge, desde mi punto de vista, cuando el actor no llega a interiorizar lo que al personaje le está sucediendo. No deben malinterpretarse mis palabras. Redmayne realiza un gran trabajo en los más de 120 minutos que dura la película, pero no creo que haya comprendido lo complejo que es para un hombre, que se siente mujer y considera que está atrapada en un cuerpo y un sexo que no es que él o ella siente, dar ese salto de valentía y decidir cambiar su vida actual por otra llena de obstáculos y problemas. Esa falta de interiorización de la que hablo, y por lo que no me creo al personaje, se debe en gran parte a los gestos, las actitudes o los comportamientos de la liberada Lili. Creo que es como una niña en un cuerpo de mujer. Acepto que todo sea nuevo para ella, pero necesito esa madurez de los años, esa elegancia, finura y ese saber estar de la época reflejado en ella, esa valentía al hacer lo que hasta el momento era impensable.

Alicia Vikander interpreta el personaje de Gerda, la mujer de Einar en la película. Gerda es una joven pintora que no logra encontrar el éxito. Vikander cuenta con el segundo papel más difícil de la obra. Y no sólo eso. Vikander cuenta con la mejor interpretación de toda la obra. Su personaje, en un primer momento, deberá tomar una decisión, apoyar a su marido en su nuevo camino o por el contrario, dejar de formar parte de la nueva situación a la que se enfrentará Einar/Lili. Gerda decide comprender y respetar la decisión que ha tomado su joven marido. No obstante, tiene dos grandes responsabilidades que ella misma se autoimpone al decidir seguir luchando junto a él. Por un lado deberá entender (que no es lo mismo que aceptar) lo que Einar lleva sintiendo en su interior desde niño, y a su vez, tendrá que aceptar que Einar desaparecerá y su marido se irá con él.

A198_C001_0317T7
Foto obtenida de: Trendencias

Como se puede comprobar, los dos personajes cuentan con tramas complejas por si solas. El problema aparece cuando en esta obra se ha querido abordar los dos puntos de vista. Se quiere profundizar en el cambio de sexo e identidad de Einar y a su vez, la aceptación por parte de su mujer. Ningunas de las dos tramas se llegan a desarrollar de forma completa y ambas quedan desatendidas en el intento de acaparar las dos trayectorias. Si se realiza una análisis más detallado, la trama de Einar esté más clara, más cuidada y es a la que más importancia se le presta. Es lógico. La película cuenta su historia. De eso no nos podemos olvidar. Vemos su evolución, su aceptación y transformación, al igual que las diferentes operaciones y pruebas médicas a las que será sometido. Pero aún así considero que falta algo.

No negaré la existencia de momentos dramáticos y complejos para ambos personajes, pero no son suficientes. Me gustaría saber más de la adolescencia y niñez de Einar. Un tema tratado de forma superficial en la obra. Conocer más sobre sus sentimientos, pensamientos, miedos, ideales y temores. Personalmente no creo que los problemas psicológicos y la complejidad de aceptación personal se terminen una vez se hayan realizado las operaciones. Por ese motivo, me gustaría saber más de ese proceso post operacional. ¿Una vez operado ya es feliz? ¿Así de sencillo? Ese punto me desconcierta y me intriga a partes iguales.

chicadanesa1
Foto obtenida de: Actuall

Vikander sorprende al público con un personaje al que le rodean diversas imperfecciones. Pienso que son imperfecciones indirectas causadas por el guión o tal vez por la “no necesidad” de contar, de una forma más profunda, lo mal que ella lo debió pasar. Además, la pobre Gerda debe batallar con una trama amorosa externa que rompe el difícil momento por el que está pasando y saca por completo al espectador de la historia. A pesar de eso, en esta obra Vikander gana la batalla de la interpretación a Redmayne.

Dejando los problemas y las opiniones personales a un lado, se debe destacar el amor presente en el film. Un amor que sirve de soporte ante todo y ante todos. Un amor valiente y admirable entre los dos personajes principales. Un sentimiento que impide que el vínculo que los unió en su momento, se deje de lado por lo que está sucediendo en el cuerpo y la mente de Einar. Una pasión de pareja, amistad y lo más importante, una pasión eterna en el tiempo. La lucha constante de Gerna es admirable. Una batalla por mantenerse cerca de su otra mitad, una mitad que ya no es hombre y ahora se ha convertido en mujer.

Walter Heyer, escritor norteamericano y transexual, explica en un artículo[1] su opinión sobre esta obra. Este artículo recoge diferentes reflexiones llamativa. Como dato destacable y contrario al de la gran mayoría de espectadores de la obra, se descatará una pequeña cita en la que Heyer da su opinión sobre la obra “está llena de sentimentalismo ñoño y pegajoso, planeada para convencer a los heterosexuales ‘homofóbicos’ y ‘transfóbicos’ de la dolorosa búsqueda que hace una persona transgénero es realmente una búsqueda sana y valiente para abrazar su verdadero yo”. Se recoge esta cita, no por la parte reivindicativa, sino por los primeros adjetivos que definen al film. ¿La obra plasma una dura realidad de una forma casi idílica y relativamente “sencilla”?

Con esa reflexión os dejo y os animo a comentar vuestros puntos de vista.

¡Palomitas danesas para todos!

 Jorge Zarauza-Castro.

 

__________________________________________

[1] Las palabras de Walter y el análisis que hace sobre la película se pueden encontrar aquí: http://www.actuall.com/familia/17005/

Y aquí en versión original: http://www.thepublicdiscourse.com/2016/01/16191/

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Luis Artoyo dice:

    Me ha encantado tu crítica Jorge. Desde el punto de vista cinematográfico, comparto todos y cada uno de las afirmaciones que has hecho. Estoy absolutamente de acuerdo contigo. La chica danesa trata sobre la primera persona transexual del mundo. Sin embargo, lo característico y llamativo de su historia es el apoyo desmedido por parte de su esposa.

    En cuanto al trasfondo de la historia y esto también lo he comentado con otras personas, es que quizás hayan indagado poco en la historia de Lili Elbe. Bien es cierto que solo nos han enseñado una parte. Podemos decir que es una versión un poco azucarada. Es posible que hayan tenido miedo de ir más a allá.

    Aún así y como bien dices, la fotografía de la película es una auténtica alegría para la vista, así como su vestuario con sello español. El diseñador Paco Delgado está nominado a un Oscar en este categoría.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s