Películas del Mundo – “En la gama de los grises”

493052171
Fotografía obtenida de Vimeo

Hoy os vengo a hablar de un cine latinoamericano con una gran producción pero muy poco reconocimiento internacional. Hace unos años pude profundizar y conocer de primera mano esa industria cinematográfica y me cautivó. Os estoy hablando del cine chileno. Esta no será la única entrada que tratará este cine pero si será la primera.

La película con la que inauguro la sección de “Películas del Mundo” es una obra de Claudio Marcone titulada En la gama de los grises. Reconozco que no es de las que más me ha gustado pero si de las últimas que he visto, por lo que las imágenes están frescas en mi cabeza y siempre es bonito disfrutar del cine.

Marcone nos muestra con su ópera prima la vida de Bruno (Francisco Celhay), un joven arquitecto, casado y con un hijo, que no es feliz. No tiene claros sus sentimientos y decide mudarse solo durante un tiempo. Durante esa etapa le propondrán un trabajo en el cual debe documentarse por las calles de Santiago de Chile. En ese momento entra en escena Fer (Emilio Edwards), un profesor de historia gay, enérgico y directo, que lo acompañará como guía. La vida de Bruno cambiará por completo con la llegada de este profesor.

La obra de Marcone intenta que conozcamos una escala de grises que a muy poco gente le gusta y en el que mucha otra vive eternamente. “El amor no es solo blanco y negro” dice el tráiler como concepto de la obra. Existen situaciones en las que no es necesario elegir y otras que sí, que hay que posicionarse. Bruno, como personaje con tonos grises que es, se encuentra ahí, indeciso, confundido y preocupado. Fer le da esa frescura que le falta, esa chispa que su vida estándar y normal no le ha dejado tener hasta el momento. Fer es todo lo contrario a Bruno, sabe dónde está y en que paleta de colores se encuentra. No está en el medio, su lugar es uno de los extremos, el lado opuesto al de la mujer de Bruno.

maxresdefault
Fotografía obtenida de Youtube

La historia que este producto chileno nos cuenta ya la conocemos. Ese es el problema del film. No aporta nada nuevo a un público cansado de consumir este tipo de historias. Reconozco que los personajes no me sorprendieron y el final no me agradó del todo. En los siguientes párrafos doy mis explicaciones.


Llega el momento de los spoilers. (A pesar de que el tráiler lo deja todo bastante claro)


La trama es simple. Bruno sabe que es homosexual pero no se ha aceptado. No será hasta la llegada de Fer cuando Bruno vuelva a remover sus sentimientos y decida lucha por ellos. Esta historia nos vuelve a mostrar a una persona que sabe lo que es, no se acepta, llega un impulso externo, le mueve todo lo que tiene en su interior y comienza a replantearse su vida.

El argumento se conoce y se ha visto en multitud de película. Algunos ejemplos pueden ser: Snails in the Rain (Yariv Mozer, 2013), Freier Fall (Stephan Lacant, 2013), Contracorriente (Javier Fuentes-León, 2009) o Brokeback Mountain (Ang Lee, 2005).

gama
Fotografía obtenida de: El Agente. Blog de Cine.

Todos los personajes de las obras citadas en la parte de arriba viven lo mismo que Bruno, algunos lo aceptan y otros luchan por no querer sentir eso que para ellos no es lo normal o lo correcto. Son personajes cobardes. Bruno es un personaje cobarde, acomodado. Antes de continuar, me gustaría aclarar que en ningún momento estoy diciendo que la postura que Bruno sea buena o mala. Es la postura del personaje y debe respetarse. Desde el punto de vista de creación de personajes, considero que él es un personaje que no quiero luchar o no puede, también puede existir esa posibilidad por diferentes aspectos externos, por sus sentimientos. Todo lo contrario a Fer, un personaje que representa esa persona abierta y lanzada que hace despertar de su letargo a Bruno. A pesar de que Fer es todo lo contrario a Bruno, su personaje está poco perfilado. Resulta contradictorio en ciertas ocasiones, y no me convenció por completo su filosofía o mentalidad. Creo que le faltaron matices o una historia más sólida detrás de lo que se nos ha mostrado.

Ambos personajes cuentan con clichés propios de la trama que defienden. Del argumento en el que se ven sumergidos. El abandono de esos estereotipos por parte del director de la obra hubieran ayudado al desarrollo de los personajes y nos hubiera facilitado la misma historia pero con un enfoque nuevo.

536493
Fotografía obtenida de Pousta

El guión de la obra me parece sencillo y correcto, a pesar de que no nos deja grandes momentos para el recuerdo, ni escenas impactantes. Juega con dos metáforas comunes que se convierten repetitivas a lo largo del film. Una de ellas es la gama de grises y su ubicación central entre el blanco y el negro. Y otra son los puentes y las dos direcciones que se pueden tomar hacia un lado o hacia el otro.

Un puente es el punto y final de la obra sin saber si el personaje caminará hacia un lado o hacia el otro. Un final abierto que no nos permite terminar de conocer completamente al personaje principal, ni cuál será su decisión definitiva.

¿Palomitas en la gama de los grises? ¡No, palomitas de colores!

Jorge Zarauza-Castro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s